❤️Prague Segway Tours

Según los registros, el Castillo de Praga es el mayor complejo de castillos del mundo. Los tres patios y una serie de magníficos edificios cubren más de 7 hectáreas, así que prepárese para ver y caminar mucho. Dependiendo del tiempo que tenga y de sus intereses, podrá decidir qué interiores quiere visitar.

Consulte el sitio web oficial del Castillo de Praga para conocer los horarios de apertura y los precios de las entradas.

Castillo de Praga - vista desde la colina Petrin
Castillo de Praga – vista desde la colina Petrin

Si quiere pasar unos días en Praga, ver algunos lugares de interés y utilizar el transporte público, puede ahorrar algo de dinero y tiempo con la Prague Card, que también incluye la entrada gratuita al Castillo de Praga.

Llegada al Castillo de Praga a pie

Si quiere llegar al castillo a pie, tiene varias opciones:

Calle Nerudova: suba por la pintoresca (y bastante empinada) calle Nerudova desde Malostranské náměstí y gire bruscamente a la derecha en la parte superior por Ke Hradu. A continuación, se encontrará frente a la entrada principal del castillo.

Escalera del castillo (Zámecké schody) – suba por Nerudova desde Malostranské náměstí y gire rápidamente a la derecha en la calle Zámecká. A continuación, gire a la izquierda para subir la romántica escalera del castillo que le lleva al jardín de las murallas de la fortaleza (Zahrada na Valech).

Escaleras del Antiguo Castillo (Staré zámecké schody) – las escaleras comienzan cerca de la estación de metro Malostranská y le llevan al comienzo de la calle Jiřská. Será recompensado con una de las vistas más hermosas de Praga.

Llegada al Castillo en tranvía

Si toma el tranvía, se ahorrará la caminata cuesta arriba o las escaleras, y el viaje es muy pintoresco. Tome la línea 22 del tranvía (por ejemplo, desde la estación de metro Národní třída o Malostranská) y baje en una de las siguientes paradas:

Královský letohrádek – si te bajas aquí, puedes empezar por el Jardín Real, el Belveder y el Salón de Baile y luego cruzar el puente sobre el Foso de los Ciervos hasta el Segundo Patio.
Nota: El Jardín Real y el Foso de los Ciervos están cerrados de noviembre a marzo.

Pražský hrad: como su nombre indica, es la principal parada del Castillo de Praga. Bájate aquí si quieres llegar al Segundo Patio del Castillo.

Pohořelec – si te bajas aquí, puedes caminar por Hradcany, pasando por el Monasterio de Strahov y Loreta hasta el castillo y llegar a la entrada principal. Esta es probablemente la forma más bonita (y nuestra favorita).

Una buena opción es tomar el tranvía hasta el castillo y luego bajar a pie.

Puede encontrar los horarios de los tranvías en dpp.cz.

Llegada al Castillo en scooter eléctrico o Trike Harley

Proporcionando tours en Praga en Segway desde 2008, nuestra empresa se preocupa de la comodidad de nuestros huéspedes. Ofrecemos tours guiados en vivo haciéndolo más fácil, por lo que ahora tiene tres opciones de cómo ir al Castillo de Praga: por scooter eléctrico, en Trike Harley y en Segway.

Durante el recorrido, el guía le mostrará la parte libre del Castillo, le contará la historia y le mostrará las perlas de la arquitectura invisibles para los visitantes ordinarios. Si planifica su excursión con antelación, podrá ver el cambio de guardia en la puerta principal del Castillo de Praga.

Después de visitar el Castillo, continuará su recorrido y visitará el Monasterio de Strahov, que ofrece la mejor vista del Castillo de Praga, así como los tejados de tejas rojas de la Ciudad Vieja.

Alquiler de Trikke en Praga

Historia del Castillo de Praga

El castillo de Praga (Pražský hrad) fue fundado hacia el año 880 por el príncipe Bořivoj de la dinastía de los Premislitas. El primer edificio de piedra en el recinto del castillo fue la iglesia de la Virgen María, de la que hoy en día sólo se pueden ver restos. En el siglo X se fundó la Basílica de San Jorge y se construyó el primer monasterio checo, el Monasterio de San Jorge. La Rotonda de San Vito, también del siglo X, fue sustituida en el siglo XI por la Basílica de San Vito, en cuyo emplazamiento se encuentra actualmente la Catedral de San Vito.

A partir del siglo X, el castillo de Praga fue la sede de los príncipes de Bohemia y, posteriormente, de los reyes, así como la sede del obispo de Praga.

El Castillo de Praga vivió su mayor apogeo durante el reinado de Carlos IV. (1346-1378), cuando se convirtió en la sede del Santo Emperador Romano. Se reconstruyó el palacio real, se reforzaron las fortificaciones y se iniciaron las obras de la catedral de San Vito, que siguió el estilo de las catedrales góticas francesas de la época.

La expansión del castillo continuó bajo el hijo de Carlos, Wenceslao IV, pero las guerras husitas (1419 – 1437) y las décadas siguientes, durante las cuales el castillo fue abandonado, provocaron su declive.

Después de 1483, el rey Vladislav Jagellon se trasladó al castillo y el complejo volvió a crecer. Se construyeron nuevas fortificaciones y torres de vigilancia (la Torre de la Pólvora, la Nueva Torre Blanca y Daliborka). El palacio real fue reconstruido y ampliado para incluir la grandiosa Sala Vladislav, que es uno de los primeros testimonios del estilo renacentista en las tierras checas.

Cuando los Habsburgo se hicieron con el trono de Bohemia en 1526, el Renacimiento estaba en pleno apogeo en Europa. La sede del poder se trasladó a Viena y el castillo de Praga se utilizó principalmente con fines recreativos. Se acondicionó el jardín real y en el siglo XVI se añadieron lugares de entretenimiento como el Belvedere y el salón de baile. La catedral y el palacio real fueron reconstruidos. Se construyeron nuevos edificios residenciales al oeste del Antiguo Palacio Real.

La reconstrucción del castillo alcanzó su punto álgido con el emperador Rodolfo II, que se convirtió en rey de Bohemia en 1575 y trasladó su corte a Praga. Quería transformar el castillo en un elegante centro de poder que atrajera a artistas, científicos y diplomáticos extranjeros. El ala norte del palacio y el Salón Español se añadieron para albergar las extensas colecciones de arte y ciencia del emperador.

La defenestración de Praga en 1618 dio paso a un largo periodo de guerras en el que el castillo de Praga fue dañado y saqueado y rara vez sirvió como sede del poder.

La última gran reconstrucción del castillo tuvo lugar en la segunda mitad del siglo XVIII, cuando adoptó el estilo de un castillo. Sin embargo, la sede del poder se encontraba de nuevo en Viena y el castillo seguía deteriorándose.

En 1848, el emperador Fernando V se trasladó al castillo de Praga. Se reconstruyó la capilla de la Santa Cruz, en el segundo patio, y se remodelaron el Salón Español y la Galería Rudolf.

Tras la caída de la monarquía austrohúngara en 1918, el castillo de Praga se convirtió en la sede del primer presidente de la Checoslovaquia independiente, Tomáš Garrigue Masaryk. El arquitecto esloveno Josip Plečnik recibió el encargo de realizar algunas reformas necesarias. La construcción de la catedral de San Vito finalizó en 1929.

Después de 1989, muchas zonas del castillo se abrieron al público por primera vez en la historia, como el jardín real, el salón de baile, los jardines del sur o las caballerizas imperiales. En la actualidad, el Castillo de Praga es la sede del Presidente checo y el monumento cultural nacional más importante de la República Checa. Aquí se conservan obras de arte de incalculable valor, documentos históricos y las joyas de la corona checa.

Open chat
1
Hello 👏🏻
Can i help you?
Kann ich Ihnen helfen?
Puis-je vous aider?
¿Puedo ayudarte?