Prague’s most familiar monument, connects the Old Town with the Little Quarter. Charles Bridge is magnificent 14th-century bridge, with its files of Baroque statues, passes under an arch below a Gothic tower.

Hasta 1741, el Puente de Carlos fue el único cruce disponible sobre el río Vltava. Tiene 520 m de largo y está construido con bloques de piedra arenisca, que se rumorea que se refuerza mezclando mortero con huevos. El puente fue encargado por Carlos IV en 1357 para reemplazar el Puente Judith construido por Peter Parler. La decoración original del puente era una simple cruz.

La primera estatua, de San Juan Nepomuceno, se agregó en 1683, inspirada en las esculturas de Bermini en el Ponte Sant’Angelo de Roma. Hoy, debido al desgaste, muchas de las estatuas del puente son copias. Los originales se conservan en el Lapidarium del Museo Nacional de Praga y en Vysehrad. La Gotic Old Town Bridge Tower es uno de los mejores edificios de su tipo que existen.

Charles Bridge es hoy en día solo para peatones, pero con el scooter tour es posible aparcar en una de las entradas y caminar con tu guía para fotos y profunda explicación históricas si asi lo deseas.

Scroll to the booking form